lunes, 24 de mayo de 2010

Una Escapada

Ey chicos, por un momento el Blog de Miguel Noguera se va a convertir en una auténtica bitácora. Este fin de semana he estado en Mallorca y he pensado que sería divertido tomar algunas fotos para comentarlas aquí. Son cositas Noguishe, chorraditas que me han gustado, pero chorraditas de verdad, no os penséis,

Este artesano del aceite forma parte de unos rótulos de propaganda de Mallorca que hay en la zona de llegadas del aeropuerto. Es una de las primeras personas que ves al llegar a la isla, hace años que me da la bienvenida con ese juego de resonancias entre su cara y el botellín que sostiene. Está claro que te está diciendo "esta es mi pócima especial, mi cuerpo se ha visto afectado por ella ¿quieres probarla? no tengas miedo, no te volverás un oso perfectamente redondo como yo, sólo catarás una puntita no te preocupes, sé que eres turista, regresarás sano y salvo con los tuyos".


Más tarde, en una conocida terraza de Palma descubrí que las pinzas de ropa con las que sujetaban el ticket que te traían a la mesa estaban patrocinadas por una especie bebida energética... ¡las pinzas!... ¡patrocinadas por una bebida energética!... ¿adónde va el mundo? ¿dónde se dirige esta nave sin timonel? ha ha ha.

Cuanta risa, en fin. Me voy a dormir, mañana sigo.

3 comentarios:

la abuela bloguera dijo...

Noguishe: mundo interior.

Porterodelantero dijo...

Ese hombre se está convirtiendo en una sobrasada. La apariencia de oso redondo es solo una fase de la transformación.

Carlos S dijo...

Para mi gusto tiene mucho más feeling la foto del tío que te recibe en el aeropuerto escuchando un trozo de pan. Es típico cuando se baja del avión realizar una llamada a los respectivos avisando que ya se ha llegado, pero el concepto de la foto realiza una apuesta más fuerte... esa cara mezcla de ternura y complicidad escuchando al pan... "-¡cuelga tú!" "-¡no, cuelga tú!" ¡Fíjate la próxima vez!