viernes, 6 de febrero de 2009

Hoy traigo la intención de escribir algo corto, de cagar e irme. Para ello he pensado exponer algo que vi unos días atrás en el rótulo inclinado de una tienda de baldosas cuyo logotipo era un grupo de cuatro baldosas en perspectiva.



Como algunos ya habréis adivinado, lo curioso reside en la neutralización de ambas perspectivas, la del panel y la de la imagen que se muestra en el panel. La imagen resultante es plana, pero lo es de un modo intenso, de un modo Noguishe.

Entre otros muchos, también son intensos los escorzos del mango de la sartén y el triángulo de la espátula:



Y ahora que estoy animado, voy a hablaros del nombre de una urbanización, el nombre es Sometimes, “Algunas Veces” en inglés. Cuando este nombre se utiliza para designar una urbanización se nos quiere dar a entender que la vida es un pozo de lágrimas absurdo y estresante pero algunas veces surge la magia y la vida te da un respiro, no siempre, pero sí algunas veces (no hace falta decir que la urbanización es un atractor de Sometimes muy potente, tan potente que es preferible que si tienes una casa allí, ésta sea tu segunda residencia y la visites algunas veces, algún fin de semana o alguna tarde que tengas libre y que sea para dar paseos, tomar café y leer... en definitiva, actividades de duración intermedia. Porque, como comprenderás, vivir permanentemente en Sometimes sería como mearle a Dios en la cara*).

*Ahora me doy cuenta de que la expresión mear en la cara ha sido un reflujo inconsciente de haber leído el segundo comentario a esta entrada hace unos instantes, es curioso como a la hora de crear resuenan en nuestra mente los acontecimientos del día. Somos pequeños corderos de Dios.

3 comentarios:

Jesús dijo...

La próxima vez que vengas por Mallorca avisa, hombre.

Forjando Texas dijo...

La urbanización Sometimes me la imagino con un aire muy similar a la sandwitchería Tootsie.
Cada rincón es un pequeño divertimento.
Todo es un intento de recuperar algo muy ambiguo.

La próxima vez que vengas por Mallorca avisa, hombre.

El Hombre de la Pústula dijo...

Esa perspectiva intensa me tiene atrapado. La espátula es la más fuerte de todas, habría que poner el ojo justo en el pico, pinchándose la pupila, y desde allí toda la hoja de la espátula se vería como un único punto ¡Toda entera! Cualquiera puede hacer que una línea recta parezca un punto, pero una superficie... Eso es el no va más,

la última moda,

desfiles de modelos luciendo una espátula clavada en el ojo,

Noguera convertido en un gurú de la modernidad, en blanco y negro, con gafas de sol y corbata, y flashes por todas partes. Invitando a cocaína a todo el mundo. Orgías en la mansión Noguishe.



Joder...


Lo siento.