viernes, 27 de febrero de 2009

Una Fiesta de la Espuma carísima para los organizadores, pues se trata de poner un hombre en las puertas del Cielo, un gorila, matón, portero o como quiera llamársele, entre la vida y la muerte estorbando a los recién fallecidos y a sus muertos etc, pendiente de la gente que llegue cubierta de espuma tras haber muerto asfixiada en el suelo de la discoteca para hacerles regresar a la vida clandestinamente, anticipándose al recibimiento de los ángeles, entrometiéndose a codazos si hace falta. Un portero que está semimuerto él mismo, tumbado en una mesa de las oficinas de la discoteca tras habérsele administrado barbitúricos, siendo reanimado a intervalos para mantenerlo durante horas en el compás de espera del túnel, como un papelito agarrado a la boca de una aspiradora, una figura ancha como un armario ataviada con camiseta negra ceñida y pantalón militar entre los Seres de Luz de túnica blanca, un listillo que te ve llegar cubierto de espuma, te da la vuelta y te dice ¡Tira!, tira! No los mires a la cara, tú a tu bola, vuelve para atrás, ¡va!, ¡va!...

8 comentarios:

El Hombre de la Pústula dijo...

Lo verdaderamente exclusivo sería organizar la fiesta en el propio túnel que va a la luz ¡Cerrar el túnel! Pero cerrarlo como cuando un rico heredero decide pagar una millonada para reservar toda una discoteca de moda.

Si no estás en la lista de invitados no te puedes morir: masas de espíritus de desheredados se hacinarían a la entrada, muertos de sida, y hambre, y guerras, descubriendo el lujo de los blancos ricos, creyéndose que el cielo es eso y agobiando al portero para que les deje pasar, sus ojos húmedos, sus hombros escuálidos, sus dedos rugosos, de madera palmípeda, acariciándole la cara al portero y diciendo Sahib, por favor, sahib...

Y en el sentido inverso tampoco se podría circular, todas las almas que se fueran a reencarnar se apelotonarían al otro extremo del túnel, y mientras durase la fiesta, en el mundo terrenal todos los bebés nacerían en coma. Hasta que al rico heredero y a sus amigos les parezca que ya se han divertido bastante: entonces las almas podrían ocupar sus cuerpecitos neonatos, que romperían a llorar en el contenedor de basura donde han sido desechados.

Y al día siguiente, todo el túnel lleno de porquería, vasos rotos, colillas y orines.

¡Una vergüenza!

Ana dijo...

Creo que Zack Snyder tendría que haberte elegido para dar vida al Dr. Manhattan en Watchmen. Hubiera sido la decisión más acertada. PUTOKRIO

Hongos dijo...

Hola, Miguel. Te invito a descargar mi mongo-novela "Quásar" en Hongos.
Por cierto, enhorabuena por Claudia.

Jaime Wulff dijo...

Quizá lo que hay en las puertas del cielo es un señor que intenta atarse los zapatos, pero es torpe y no deja pasar a nadie, hace tapón con su culo, alguien le pellizca pero el como si nada. Quizá Claudia o el ninja tengan la respuesta.
Gracias por existire noguishamente

El Andariego dijo...

Al gorila entre la vida y la muerte tumbado sobre una mesa de las dependencias de la discoteca, se le administran barbitúricos pero al segundo día de fiesta se pretende dar un giro a la situación, e ignorando la legislación referente a la necrofilia se abusa de su cuerpo ausente con una compañía de indigentes secuestrados a punta de pistola y obligados a copular con él, a los dos días los indigentes comienzan a alborotarse y a pedir bocadillos de chope y aquarius y el gabinete de crisis se reune en sesión urgente y decide por unanimidad deshacerse de los indigentes, asaltar la perrera municipal y sustituirlos por cánidos que no dudarán en poner mirando a Tudela al portero de la discoteca, produciéndose paralelamente una situación de climax en el plano superior.

Luis R. Álvarez dijo...

Lo de la tristeza, sí.

Yo era un adolescente feliz, pero mis gustos musicales de la época me impedían demostrarlo; el mohín permanente era parte del total look de roquero oscuro.

Desde que vi los spots de Dove y Actimel en "LLamadme Claudia", ya no sé qué escribir por aquí. No comento, ya.

Anónimo dijo...

1, tetracycline,

Anónimo dijo...

1, accutane 20 mg,