martes, 18 de agosto de 2009

No Vendrá De Allí

Hoy, dos expresiones.

La primera la he rescatado con un arnés esta misma mañana en una cafetería. Una señora le acaba de pagar el café a su amiga y, viendo que esta última insiste en abonarle la deuda, dice: “Va mujer, no vendrá de un café”. ¿Qué cosa será lo que no venga de un café?, ¿la discordia? ¿el diablo?. Del café no emanará lo que nos mate, me niego a creer que provenga de esa tacita. Y yo digo, quizás ese avatar horrendo provenga precisamente del café, como un pedo fino, una bufa -como decíamos en mi colegio-.

La segunda, “estoy para el arrastre”, dicha por un anciano. Viene a decirnos que ya está listo para el día del arrastre, el día en que lo arrastren junto a otros vejestorios ¿por el barrio?, ¿cómo?. Valgo tan poco que ya pueden usarme para el espectáculo del arrastre de cuerpos. Un evento serio que se asume con resignación. Esta tarde hay arrastre, van a arrastrar a mi padre, que ya está preparado; también arrastran al hijo de la Puri, que dijo que estaba listo un día que volvió muy cansado de unas colonias de verano... (pobre chaval, no midió sus palabras y soltó irónicamente el temido estoy para el arrastre antes de dejarse caer en el sofá mientras su madre metía sus ropas de Boy Scout en la lavadora).

10 comentarios:

Dito dijo...

mmmmm... lo de que el diablo venga de un cafe no lo descartaría así como así... es mas, estoy casi seguro de que los cafes, sobretodo los de las máquinas, vienen directamente del infierno por su temperatura y por las perrerias que te hace la dichosa maquinita a veces....

No me quiero extender ahora jejej. Muy bueno el blog!

Hongos dijo...

El Mal se camufla magistralmente, es perro viejo. Estoy convencido de que SÍ vendra de un café.Ingenuas ancianas satánicas.

Un tipo dinámico dijo...

¿Y qué me dices de la expresión "A base de bien"? ¿Cómo traduces eso a otro idioma?

Patricil dijo...

El día del arrastre. Esta idea explica a la perfección el caso de la Mujer-Arado. Reclámale el premio a El Hombre de la Pústula.

El Hombre de la Pústula dijo...

El acto de abonar un café es un punto de partida que puede llevar casi a cualquier situación, a mí me gusta mucho eso de pelearse para ver quién paga, empezar educada pero firmememente, subir poco a poco de tono y llegar a las manos incluso, no me refiero a sacudirse sino a forcejear como caballeros, agarrando muy fuerte las manos del otro, jugando con su centro de gravedad, mascullando, apretando los labios. Una lucha muy tensa y sin música de fondo, sólo el sonido de los zapatos resbalando sobre la tarima.

Forjando Texas dijo...

Norishe, la primera expresión creo que tiene el origen en la Teoría del Caos, no? En la idea de negarla.

Por otra parte, si te pones a hilar fino con las expresiones, escarba en "A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES". Te puedes pasar toda una tarde con esa, si quieres; es "llaminera".

Ego dijo...

"Valgo tan poco que ya pueden usarme para el espectáculo del arrastre de cuerpos" jajajajjajaja Noguera eres un maldito.

Dito dijo...

A buenas horas mangas verdes... Su origen se sitúa en el cuerpo de policía rural creada por los Reyes Católicos a finales del siglo XV llamado la Santa Hermandad. La Santa Hermandad perseguía todo tipo de delitos, pero principalmente los relacionados con la fe en relación directa con la Inquisición. Sus miembros vestían unas casacas con mangas verdes y no se caracterizaban precisamente por su puntualidad....

yo no fui... santa wikipaedia nos asista!!jejeje

David dijo...

Lo del arrastre es un deje taurino.

pirra dijo...

y "ganarse la vida"?