miércoles, 24 de marzo de 2010

Referentes: Vaughan

Ha ha ha, hoy quiero compartir con vosotros una cosita que me ha dado vida, de verdad, me ha dado un poco de vida, joder. Se trata del doctor Richard Vaughan y sus clases de inglés, concretamente una sección de su programa Vaughan en Vivo en la que dirige un monólogo de media hora hacia nosotros, los espectadores. Me topé con él por casualidad de madrugada en una canal perdido. Chicos, no sé como explicarlo, me enamoró por completo, no sólo él sino lo qué hace y cómo lo hace, bufff, no sé cómo empezar, veréis, yo estaba muy cansado, casi estaba soñando los canales, no los veía, los soñaba, entonces apareció Vaughan mareando la perdiz, hablaba de la CIA o no sé qué mierdas, no paraba de hacer metalenguajes y de alternar inglés con castellano, además movía constantemente esos latiguillos quirúrgicos que tiene por manos y me miraba lánguidamente con sus ojos de serpiente drogada, con esa calma de pervertido veterano, paladeando no se sabe qué cosa. El hombre más cruel de la tierra. Pero sobre todo me atrapó su metalenguaje de pesadilla mezclado con cualquier tema que se le pasara por la cabeza, ese discurso libre asociativo convertido en clase de inglés, esa calma de asesino, esas miradas juguetonas a sus dedos y todo ello flotando en la madrugada, no sé, me sedujo fortísimo, me penetró el alma de artista. Si me piden por un referente, a partir de ahora contestaré sin dudarlo, con firmeza, ¡Vaughan!.

En el vídeo que os he traído, tras un breve calentamiento epistemológico, la máquina diabólica de Vaughan se desata a partir de la pregunta, en 6:41, "could most german people read and write twenty years ago?", una pregunta extrañísima que Vaughan despacha con un "of course" muy sentido, convencidísimo, como si le doliese que cosas como estas fueran puestas en duda ¡habiéndolas cuestionado él mismo!, a partir de allí, la luna; Vaughan nos deleita con una introducción a las distintas escuelas de psicoterapia y termina preguntándose cuántos elefantes cabrían en el plató. Definitivamente estamos ante un hipnotizador de raza, con mucho reprise, capaz de los cambios de ritmo más extremos y el más dulce de los ralentís. Estoy un poco más en la vida gracias a este hombre, ¡y qué me decís de ese fondo tan agradable! ¡y del atrezzo!, he de contenerme, este programa pone demasiado Cielo en la Tierra.

14 comentarios:

Forjando Texas dijo...

UFA, el atrezzo es hipnóticamente agresivo, sí señor. Esa taza, micro de pega y fondo nocturno (América) contra el jersey color carne semi-arremangado (España). Un choque, muchos cristales que podrían estallar, incluso el metal, pero la suavidad en la voz y los gestos de Vaughan consiguen que nadie corra peligro.

Esto sólo de lo que se ve; de lo que dice me he aguantado las ganas de comentar hasta los 7 minutos y ya creo que podría escribir sesenta posts sobre el tema. Menuda mina, Brishe, no ibas de farol.

la abuela bloguera dijo...

Yo ya conocía a este bicho, se me ha comido horas de vida, días.
Ha sido la chimenea de mi casa muchas noches, la lumbre de mi hogar cuando afuera arreciaba la tormenta y el frio.

el náuGrafo dijo...

Richard Vaughan is god

pacoalczr dijo...

Es muy grande. A mí me fascinaban aquellos interrogatorios a los que sometía a los alumnos, haciéndoles formular una y otra vez preguntas sobre su vida privada. Era una cosa muy tensa, en plan "quien bien te quiere te hará aprender inglés".

zejio dijo...

nada mas comenzar a verlo me ha venido a la mente Teresa Forcades y aun no se por que...¿sera esa gesticulación de manos?¿ese sobrio jersey arremangado?

eli dijo...

miquel, esto no viene a cuento de nada pero.. tienes familia rusa?
http://www.youtube.com/watch?v=xUlw4NT08Ds

Nota dijo...

Un dato cierto: Richard Vaughan fué además campeón de atletismo de su estado, creo que Michigan.

Seguro que todavía hoy corre los 400 en un tiempo mas que respetable. Vestido de calle, sin despeinarse, sin sudar.

Perico Romero dijo...

Este señor está haciendo feliz a toda España. Los otros profesores que salen también tienen su miga... hay una española que mira a cámara, hace una pregunta, se pone la mano en la oreja como si de verdad esperase una respuesta y al final siempre dice very good! Ella no tiene telespectadores torpes.

Ego dijo...

Lo que cualquier madre quiere para su hija, vaya londro de cuidado.

Marc dijo...

Te has fijado en la música, en este funky diabólico, en el slap bass que también te acompañaba en la "Tele psicòtica"?
Que coincidencia.

Luis dijo...

No finjas sorpresa. El Diario No Lineal siempre fue una versión civilizada de Vaughan.

Masles dijo...

A mí me recuerda a Sheldon jeje

Mastertoaster Recordings dijo...

hola Miguel,
te he descubierto por casualidad el otro dia,
he podido pasar mi repugnante jornada laboral viendo tus ultrashows.
Te doy las gracias por haberme alegrado el dia, me he descojonado en cantidades industriales. Ahora me estoy leyendo tu blog, muy entretenido.
Este tio Vaughan no tiene desperdicio y es ese tipo de cosas que solo tiene cabida en una tv local y que a mi personalmente también me atrae de la ostia. Sería perfecto para una televisión evangelista debatiendo sobre el bien y el mal, allí me lo imagino.
Quizás pertenezca a una secta de profesores de inglés y que dan clases como tapadera y que venden cd´s para aprender inglés con música relajante que hipnotizan a la gente y así los captan para su secta. Gracias una vez más por tu mostrarnos esa genial locura con tus ideas!
En cuanto pueda iré a buscar Hervir un oso espero que se pueda encontrar fácilmente.

Vaughan Radio dijo...

Gracias por la recomendación y si se nos permite, también tenéis más en http://www.youtube.com/vaughantv

Gracias.