jueves, 9 de julio de 2009

Die Berliner II

Sí, sí, aquí estoy otra vez. A ratos pierdo el sentido pero lo recupero pronto al notar vuestro calor. ¡Sois una camada de cachorros que presiona sus cabezas contra mi vientre!, ¡vive Dios que lo hacéis, y bien fuerte! ¿puede ser que el calor de unas cabecitas de Pastor Alemán provoque una combustión en toda regla?, ¿es posible que mi vientre arda?, no quiero saberlo.

Ya he seleccionado las ideas para el Ultrashow berlinés, que se llamará Old German Farts (pedos de viejo alemán), tengo 19 ideas en capilla -aunque no las contaré todas- ahora están sentadas dentro del helicóptero en dos hileras enfrentadas, algunas mascan chicle, otras rezan, alguna lee la Biblia, o un cómic de Mad -fijaos que contraste- pero todas están igualmente acojonadas, las van a soltar en territorio enemigo con un único objetivo, conquistar la risa alemana, he he he, Objetivo: Tomar Isla Diversión, HA HA HA.

Hoy os presento uno de los dibujitos que van a ilustrar las ideas, de hecho voy a dibujarlo ahora, se trata de la idea de Una Empresa De Mediums Buscadores De Niños Desaparecidos Que Pierde La Fotografía De Un Niño Y No Logra Encontrarla.


Menuda paradoja, pueden dar con el niño pero no con la foto, he he, creo que esto gustará en Alemania. Pero, dejando de lado Berlín, ¿qué me decís de Mad?, eso sí que da miedo, yo creo que Mad es uno de los entes más profundamente incrustados en el cerebro de la gente, en serio, precisamente porque nadie repara en él. Ver ese rostro es tener un flashback traumático pero no se sabe de qué cosa. Es una semilla que nos han metido en algún momento borroso de nuestra infancia, una semilla de uranio.

Buenas noches, mis cachorritos, ¡mi camada!

6 comentarios:

Julio González dijo...

La idea de que las ideas tengan vida propia... y lean comics y se sienten unas frente otras... como idea... es la idea creadora no? es decir, una idea que consisten en dar vida a las ideas, una idea muy de dios, muy de "me lo voy a montar divinamente".

En fin, no se.

Dude dijo...

'Old german farts" viene siendo también 'viejos pedos alemanes'... que tampoco está mal.

Esa misión va a ser una carnicería, un verdadero pandemonium. Un Berlín desolado, un paisaje de invierno postnuclear repleto de muertos de risa.

Regresaran las ideas de ese infierno, veteranas de guerra, en silla de ruedas, greñosas, alcoholizadas y perturbadas... ya no serán las mismas. "Yo estuve en Berlín dirán". Mucha suerte.

El Hombre de la Pústula dijo...

El vientre peludo de Noguera, un vientre plagado de tetillas de gata.

Hongos dijo...

En los últimos posts nos estás asignando un rol muy depravado y sucio a nosotros, tus lectores. Te damos calor, nos amamantas. Se está estableciendo una relación autor-lector muy potente.

rosarisa dijo...

Miguel:
¿Cuál es la dirección del local de tu Ulrashow en Berlín?
Vivo en Berlín, el 19 de julio estoy aquí y me gustaría pasarme a verte, si bien ni te conozco (un amigo me acaba de dar tu dirección) ni si el Ultrashow es lo mío.
Una Berlinerin de pega

Tinne dijo...

jajajajajajajja jajajajaja jajajaja
es como "no encuentro el busca" !!!! jajajajaja