jueves, 2 de julio de 2009

La Oui-Ja

Muy buenas noches, vaya calor, madre mía, bueno amigos, estoy muy contento con vuestras respuestas al llamado de la Oui-Ja. Han sido variadas, Pre-Textos, no pone pretextos (he he) y se tira a la piscina, Hongos (sí, al final el mundo lo llama Hongos) bosqueja una teoría innovadora pero se la guarda para más tarde, Porterodelantero (la paradoja de ser portero y delantero al mismo tiempo) nos informa de que ha tenido experiencias con los padres, Maria Luisa Puente aporta su experiencia con un fanático, David, se apunta directamente, Jesús, desde Mallorca, lanza una severa advertencia de peligro y El Hombre de la Pústula (que es un señor al que le cayó agua hirviendo en la cara cuando era niño) también expresa su aprobación.

La verdad es que el asunto de la Oui-Ja es un puto asunto. A mí me interesa organizarla porque estoy convencido de que, en caso de moverse, el vaso se mueve sin que nadie en la mesa lo provoque conscientemente, y eso solo ya vale un potosí. Evidentemente no creo que al vaso lo empujen los muertos sirviéndose de nuestros cuerpos, cosa que de hecho ya me gustaría porque, si de verdad fuese así, esto de la Oui-Ja no sería tan siniestro. El terror es saber que es uno mismo el que mueve el vaso sin darse cuenta y que, para mayor delirio, articula un discurso. A veces he pensado hacerlo solo, una Oui-Ja de una persona, incluso pensé que lo más loco sería irme a Ochate, el pueblo con el peor karma de España, y hacer allí la Oui-Ja de madrugada, en solitario... creo que me cagaría en los vaqueros, me cagaría en todos esos Western (meter un chiste ahora). Creo que por eso la gente se junta para hacerlas, porque así no se sabe de quién es el niño. Debe de ser mucho más sano para el cerebro pensar que el que habla es un muerto o un extraterrestre que pensar que uno pueda disociarse de esa manera, de hecho estoy convencido de que cuando el vaso empiece a moverse me refugiaré como una rata cobarde en la idea de que lo mueve un señor que vivió en la casa hace cien años, un pobre diablo que tiene algo pendiente, eso sigue siendo más o menos normal, estás hablando con otra persona como siempre lo has hecho, está muerto, ¿y qué?, pero eso de que seas tú mismo, eso no, buf, que va, no.

He he, hoy hemos tenido una clase de esas en que se habla del viaje de fin de curso y no se saca ni un cuaderno, incluso hay alumnos con la mochila sobre la mesa y la chaqueta puesta (eso siempre me ha parecido muy feo), bien, lo de la Oui-Ja tengo que consultarlo con la almohada, ha he, vaya cosa, consultar cosas con la almohada, menuda demo de Oui-Ja.

6 comentarios:

Julio González dijo...

Propongo, para las tardes veraniegas de insomnio, hacer una ouija en la habitación, uno solo, tirado en la cama, refugiandose de ese miedo del que nos advierte el señor Noguera comentando la jugada con la almohada, y grabándolo todo al mismo tiempo para que después, con un programita bonico, con uno de esos "shedulins", podamos editarlo y ponerle una voz en off.

Los pobres fantasmas se quedarían aburridos, irritados ante tanto poliegocentrismo, ante tanta personalidad múltiple. Posiblemente los espíritus se pondrían en huelga.

Jesús dijo...

Repito que no es buena idea. Puede ir mal, estas cosas no siempre van bien, y menos a la primera. Yo he visto como un vaso se mueve solo. SOLO. Nadie tenia el dedo encima. El vaso corría encima de la mesa de un lado a otro completamente descontrolado hasta que cayó encima de uno de los presentes. En serio, mal rollo, no me gusta. A otra cosa mariposa.

VENGA MONJAS dijo...

Nosotros estamos igual que Jesús. No nos hace ni pizca de gracia tu frivolidad.

Guía de Pájaros dijo...

Miguel, no lo hagas.

stefano vergani dijo...

si estubiera en BCN seguro! pero como sabes estoy en Pune...

un abrazo Miguel!
el former Vecino Discreto

Guía de Pájaros dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=JC9A_E5kg7Y&feature=related

No puede ser más Dorralishe.