miércoles, 8 de diciembre de 2010

¿Para cuándo esto, pero por doquier?



Sé que son símbolos extremos del capital y el patriarcado, que consumen demasiado, que son americanos de Bush, que Horatio conduce uno en CSI, que si rutas de relax para ricos repulsivos, que si madrigueras destrozadas, crías de hurón chafadas, todo muy mal; pero qué bonitos, qué bárbaros, ¡viva el concepto Hummer!


Lo fotografié el otro día en Habitat. Es uno de esos juguetes de madera que pesan mucho. El techo del vehículo es una tapa suelta, en su interior hay unos monigotes cónicos, simples listoncitos pintados que van encajados en unos agujeros. Es un habitáculo muy espacioso, una especie de sala. En vez de chapa, el coche tiene gruesas paredes enyesadas, ¡viva el concepto Hummer!

3 comentarios:

doqpelganger dijo...

La rueda que esta en el suelo se deforma de un modo cartoon.

Aprovecho... ¿Y las grietas de Richard Corben?

Ego dijo...

Si lo piensas la "H" no le añade nada a la marca, "H"ummer. Podría ser "Ummer", esa H es un esfuerzo vacuo, inútil. Una debilidad en el "concepto Hummer", una grieta profunda.

nacho dijo...

noguera no has podido caer más bajo, apareces recomendado en la "revista" lecool.

ahora se supone que eres cool.

¡qué lástima!

en fin, otro juguete roto.